La educación como arma para combatir la explotación sexual

El centro provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Almería acogió ayer una foro de debate con motivo de la celebración del Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, celebrado el 23 de septiembre. En el encuentro participaron representantes de varios colectivos de la provincia que trabajan en la atención a víctimas de trata y explotación sexual.

El IAM recordó durante la jornada la necesidad de apostar por la educación afectivo-sexual, con contenidos coeducativos que promuevan nuevos modelos de masculinidad, basados en el respeto y la igualdad y de programas de sensibilización en materia de educación sexual y afectiva.

En el debate celebrado ayer en la Casa Fischer, sede del IAM en Almería, se dieron cita responsables de las entidades Oblatas, Adoratrices, Mujeres en Zonas de Conflicto, APRAM y AIMUR. La coordinadora provincial del IAM, Francisca Serrano recordó que “desde la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Almería, en la que se integra el IAM,se trabaja activamente,  junto a estas organizaciones no gubernamentales, para sacar a la luz la realidad de la trata, ayudar a las mujeres a salir de estas redes de explotación, ofrecer asistencia sanitaria y acceso a programas de promoción de la salud a quienes ejercen la prostitución y ayudar en definitiva a mejorar su calidad de vida”.

Así, en el último año el IAM ha destinado más de 180.000 euros en la provincia de Almería para apoyar el trabajo de estas ONG.

Para Serrano, además de la coordinación con estas organizaciones,que trabajan directamente sobre el terreno, “es vital luchar contra la cultura sexual hegemónica, que justifica la explotación de mujeres y niñas, e interpreta la masculinidad como sinónimo de dominación sexual, que retroalimenta el consumo de la prostitución y, en consecuencia, la trata de mujeres con fines de explotación sexual”.Para ello, la reforma de la Ley andaluza de Igualdad de Género, que se encuentra en trámite parlamentario, prevé garantizar la incorporación en todas las etapas educativas de contenidos coeducativos, que son fundamentales para desmontar esos mitos machistas.

En esa línea, recalcó que la prostitución aúna, “el sexo y el dinero, en las que el hombre ostenta sobre la mujer un gran poder de formasistemática”. Serrano recordó también que los diversos estudios cualitativos señalan el consumo de prostitución como una “realidad muy normalizada”, donde los clientes vinculan la prostitución a una forma de ocio y de diversión, y relacionan el consumo con la masculinidad como sinónimo de poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *